Castelo de Medina cambia la línea estética de sus vinos para reflejar, desde la botella, su afán por elaborar vinos de máxima calidad, haciendo un guiño a los elementos externos que influyen para conseguirlo.

Hace unos días asistimos a la presentación de la nueva imagen y añada de los vinos de Castelo de Medina, bodega situada en la localidad de Villaverde de Medina, en la provincia de Valladolid, y enmarcada en la Denominación de Origen Rueda.

Castelo de Medina Sauvignon Blanc

En un acto desarrollado en el restaurante La Cantina, el director comercial de la bodega, Mariano de Juan, nos dio a conocer todos los detalles sobre el porqué del cambio de imagen y los diferentes vinos que han salido al mercado de la última añada.

Este cambio de imagen ha sido tanto para las botellas, antes eran botellas bordelesas que han sido sustituidas por borgoñonas, y un diseño de etiquetas más sobrio y elegante, en el que domina la “C” de Castelo como detalle central.

El motivo de este cambio de imagen, y dirección, ha sido por un lado, por el hecho de que el pasado año la bodega fuera adquirida por Enrique Hevia Ferrer, uno de los dueños actuales de Freixenet, y por otro, diferenciar las cinco gamas de vinos con que cuenta la bodega mediante un diseño que sigue las tendencias estéticas actuales y que utiliza las tecnologías más recientes de impresión, materiales y acabados.

CASTELO DE MEDINA. NUEVO RUMBO, NUEVA IMAGEN

Inspirada en algunas de las disciplinas científicas que influyen en la enología -como la astrología, la meteorología o el paso del tiempo-, la nueva imagen de Castelo de Medina pretende transmitir a nivel estético la calidad de unos vinos con numerosos reconocimientos en su palmarés.

Castelo de Medina Sauvignon Blanc

Los primeros vinos en salir al mercado con esta nueva imagen fueron las nuevas añadas de los monovarietales Castelo de Medina Verdejo (Mejor Verdejo del Mundo, mejor vino de nuestro país por la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores del Vino en 2017) y de Castelo de Medina Sauvignon Blanc, uno de los vinos de esta variedad más premiados del mundo.

Castelo de Medina Verdejo 2016 (P.V.P 6,50 €) es un vino de color amarillo pajizo brillante y cristalino con tonos verdosos, que sorprende en nariz con aromas a hierba recién cortada, anisados, hinojo, heno y manzana. En boca es amplio, potente, fresco y muy equilibrado y en retronasal es muy persistente, con gran cuerpo y largo postgusto.

Por su parte, Castelo de Medina Sauvignon Blanc 2015 (P.V.P 7 €) ofrece a la vista un tono amarillo pajizo pálido, transparente y limpio y desprende frescura con aromas a frutas tropicales como plátano y piña. En boca es fresco con buen paso y en vía retronasal se muestra persistente, dejando una sensación muy agradable.

El resto de variedades de vino de Castelo de Medina que han cambiado también su imagen, también inspiradas en las ciencias que influyen en la magia del vino, son Castelo de Medina VS (Vendimia Seleccionada), el Castelo de Medina Sauvignon Blanc VS, y, la novedad de la bodega, Castelo Medina Fermentado en Barrica, los tres vinos blancos Premium de la bodega.

SYTÉ 2014

La imagen de la nueva añada de Castelo de Medina Verdejo Vendimia Seleccionada (P.V.P 10€) estrena una elegante etiqueta que tiene como protagonista a La Luna en alusión a la vendimia nocturna que se utiliza en la bodega para recoger la uva Verdejo con la que se elabora. Una nueva etiqueta que viste a este monovarietal elaborado siguiendo un proceso de crianza muy particular. Fermentado como un vino joven, pasa tres meses en barricas de roble francés y otros seis meses en depósitos de acero inoxidable junto a sus lías, un proceso característico que le confiere unas notas completamente diferentes a las de las del resto de referencias de Rueda.

La nueva imagen del Castelo de Medina Sauvignon Blanc Vendimia Seleccionada 2015 (P.V.P 10€) tiene como protagonista a El Sol, en referencia de los aromas y sabores tropicales propios de la Sauvignon Blanc, monovarietal de la variedad blanca estrella francesa, que es vendimiada en una pequeña parcela seleccionada de entre las más de 40 hectáreas de Sauvignon Blanc que posee Bodegas Castelo de Medina.

El Castelo de Medina Fermentado en Barrica 2014 (P.V.P 15€) es el nuevo vino de la bodega. El Castelo de Medina Fermentado en Barrica 2014 se elabora mayoritariamente con la variedad de uva Verdejo, que se ve completada con una pequeña parte de Sauvignon Blanc.

Castelo de Medina Sauvignon Blanc

El ensamblaje de ambas variedad blancas fermenta y se cría durante 6 meses en barricas nuevas de roble francés para luego tener un año de guarda en botella antes de ser lanzado al mercado.

Un vino que sigue la estela del nuevo cambio de la imagen, de hecho es este el vino que da por finalizado este cambio, y que se diferencia además en la botella, una Borgoña con mayor tamaño y peso que la del resto de referencias.

También te puede gustar

Vino Luis Peique

Hace quince años las tres generaciones de la familia Peique iniciaron una aventura empresarial e...