Fuentes del Silencio

Hace cuatro años, a orillas del río Jamuz -al sur de la provincia de León- la bodega Fuentes del Silencio puso en marcha un proyecto con el objetivo de recobrar el saber hacer tradicional y las cepas autóctonas de esta histórica zona vitivinícola.

Con viñedos viejos de más de 100 años, algunos pre filoxéricos, de las variedades autóctonas Mencía y Prieto Picudo, la bodega Fuentes del Silencio trabaja por revalorizar la viticultura en la zona elaborando vinos singulares de producción muy limitada y con un marcado objetivo de volver a poner en el mapa los viñedos del Jamuz.
Fuentes del Silencio Cepas Viejas 2015

La bodega Fuentes del Silencio

Fuentes del Silencio lo pusieron en marcha en el año 2013 Miguel Ángel Alonso y su mujer, María José Galera.

Una pareja que apostaron por recuperar la esencia del territorio buscando la máxima expresión de cada una de sus pequeñas parcelas, practicando una viticultura integrada y potenciando al máximo los métodos tradicionales para convertirse, así, en un testimonio vivo de la historia vitícola de los viñedos de la frontera del noroeste de España.

Ambos decidieron contar con los mejores profesionales para su proyecto, para ello nada mejor que los enólogos Raúl Pérez y Marta Ramas, ambos con una dilatada experiencia a nivel nacional e internacional, para poner en valor la producción obtenida de los diferentes viñedos, mayoritariamente de las variedades autóctonas distribuidas entre tintas (Mencía, Alicante Bouchet, Prieto Picudo y Gran Negro) y blancas (Palomino y Godello).

Para la elaboración del vino se realiza una minuciosa selección de uva en el viñedo y en la bodega.

Se vinifica sin despalillar y con cantidades de azufre mínimas para propiciar una fermentación espontánea con levadura autóctona en tinas troncocónicas de madera.

La uva se pisa diariamente de manera cuidada, dejando macerar el vino durante meses en algunas ocasiones.

Tras el prensado, los vinos pasan a barricas de 225, 300 y 500 litros respectivamente, todas de tostado ligero y grano fino para reducir el impacto de la madera.

En Fuentes del Silencio se practica una viticultura integrada, combinando el uso de técnicas tradicionales y mecánicas y limitando al máximo el uso de productos agroquímicos con el objetivo de conducir la producción de una forma saludable y respetuosa con el medio ambiente.

Fuentes del Silencio Cepas Viejas 2015

Con las diferentes variedades de uva Fuentes del Silencio elabora tres vinos:

  • “Fuentes del Silencio”
  • “Fuentes del Silencio Cepas Viejas”
  • “Fuentes del Silencio Rosado”

Entre ellos destaca la última añada de Fuentes del Silencio Cepas Viejas, la 2015.

Fuentes del Silencio Cepas Viejas 2015

Es un vino tinto carismático, elaborado a base de Mencía, Prieto Picudo y Garnacha, de un intenso color rubí, complejo en nariz, con potente fruta roja, fruta negra confitada y ciertos matices a chocolate.

En boca es seco, con una acidez elevada, taninos finos, equilibrados e intensos, notas de grosella roja, frambuesa y cereza negra con chocolate, cedro, madera tostada y minerales. Su final es largo y persistente.

También te puede gustar