La cultura tailandesa es inexplicable si no se atiende a su gastronomía, una de las más sabrosas del continente asiático. La del gusto por la buena mesa, por las especias y salsas, por los productos frescos abarrotando los mercados y puestos al aire libre. La del amor por la pluralidad de sabores, pero también por el exquisito equilibrio entre ellos. Cada bocado es una oportunidad para reunirse con familiares y amigos y disfrutar de las pequeñas grandes cosas.
atun a la parrilla - Mi primer libro de cocina thai

Todo esto es lo que el autor de “Mi primer libro de cocina thai“, Tom Kime, pretende hacernos descubrir a través de sorprendentes y variadas propuestas, con increíbles fotografías de Lisa Linder, de una gastronomía rica en matices y de increíbles sabores.

Este libro presenta la gastronomía de Tailandia de forma amena y divertida, animando a expertos y aficionados a dar rienda suelta a su creatividad. Promete ser imprescindible para quienes no se conforman con los habituales precocinados que poco tienen que ver con la auténtica cocina tailandesa, de la que hoy beben grandes chefs de todo el mundo.

Además de los platos más populares, “Mi primer libro de cocina Thai” contiene recetas tradicionales de cada región del país y propuestas innovadoras para los más atrevidos. Paso por paso, todas se explican de una manera clara y sencilla, que las convierte en un éxito al alcance de cualquiera. Son recetas de ayer y de hoy, fieles a sus orígenes pero adaptadas a las necesidades más actuales y, por supuesto, compatibles con el enemigo moderno por excelencia: la prisa. No faltan los platos que pueden prepararse con antelación ni los trucos para ahorrar tiempo de cocinado.
Mi primer libro de cocina thai - detalle interior

Mi primer libro de cocina thai es un placentero viaje por la gastronomía de Tailandia con una mirada contemporánea y un lenguaje cotidiano. Ofrece los conocimientos fundamentales para adquirir una buena base en tiempo récord, y la inspiración necesaria para aventurarse a las creaciones propias a partir de las propuestas recopiladas.

Recetas como la “Ensalada de pato asado con mango y coco tostado”, el “Salteado de bacalao con tirabeques, jengibre y cinco especias” o la “Ternera con tamarindo y cacahuetes” transmiten entusiasmo, despiertan pasión por los sabores y permiten apreciar condimentos que conquistarán los cinco sentidos.

Todas las ideas que brinda el libro están pensadas para que puedan disfrutarse en la mejor compañía. Los platos son apuestas seguras, fáciles de preparar y con una elaboración que se explica con todo detalle y de la manera más simple posible, para adentrarse en el fascinante mundo de la gastronomía tailandesa cuando más apetezca. Se propone una forma de cocinar cómoda, sencilla y organizada, que tendrá la garantía de esta guía constante hasta que se haya adquirido la confianza y la seguridad suficientes para gozar de la autonomía que promete.

Si por algo se caracteriza la cocina tailandesa es por la armonía entre salado, dulce, picante y ácido. El color, el gusto y la textura juegan también un papel muy importante en las elaboraciones. Estos son algunos de los ingredientes que siempre habrá que tener a mano si nos decidimos por preparar alguna de las recetas de este libro:

  1. Jengibre: la piel de las raíces frescas permite obtener un puré ideal para sopas y pastas de curri, mientras su carne puede ser una estupenda guarnición.
  2. Guindilla: seca o fresca, su empleo es fundamental para lograr el picante tailandés.
  3. Anacardos y cacahuetes: tostados en seco, aportan una textura espectacular a cada plato.
  4. Citronela: es fácil encontrarla en tallos en tiendas de alimentación asiática. Reúne todo el sabor del limón, sin su acidez o amargor. Adecuada para curris, sopas o ensaladas.
  5. Cúrcuma: en raíz o en polvo, esta especia de brillante color amarillo confiere a los platos, además, un sabor penetrante, aromático y ligeramente agrio.
  6. Cinco especias: esta mezcla suele incluir semillas de hinojo, anís estrellado, canela, clavo y pimienta de Sechuán. Con su particular aroma, acentúa el sabor de las carnes rojas y las aves de corral.
  7. Arroz: la variedad estrella es el arroz jazmín, pero tampoco pueden faltar el basmati o el glutinoso. Los fideos o las hojas de arroz también ser excelentes opciones.
  8. Leche y crema de coco: base de platos y salsas, pueden usarse conjuntamente en función de la textura deseada. Se ha popularizado mucho y está en la mayoría de supermercados. Se recomienda elegir siempre la variedad proveniente de Tailandia.
  9. Aceite de sésamo: preferiblemente, tostado. De color marrón y con un intenso sabor a nuez, es un ingrediente salado y ahumado que otorga un sabor complejo a cada plato.
  10. Pulpa de tamarindo: Rica en vitamina C, tiene un sabor extraordinario, dulce y ácido a la vez.
  11. Salsa de pescado: condimento salado esencial para esta cocina. Sola no tiene buen sabor, pero mezclada con zumo de lima es gratamente sorprendente.

Como os comentamos, Mi primer libro de cocina thai es un manual fácil y sencillo, de uso cotidiano y para cualquier ocasión. Sin tecnicismos ni elaboraciones imposibles, plantea recetas para todos los gustos, que van desde las tradicionales hasta las más contemporáneas, incluyendo además ideas para elaborar menús y capítulos exclusivos sobre especias e ingredientes habituales, entre otros.

LA GASTRONOMÍA TAILANDESA: MUCHO MÁS QUE ARROZ

Cuando pensamos en la cocina de Tailandia, rápido nos viene un par de cosas a la cabeza: el picante y el arroz. Sin saberlo, simplificamos estrepitosamente una cocina llena de matices y que concede una gran importancia a la variedad. Mi primer libro de cocina thai descubre los secretos de una gastronomía que es el alma del país, presentando platos desconocidos para muchos, explicados de forma fácil y sencilla para que puedan integrarse en cualquier dieta o para sorprender en ocasiones especiales. Un anticipo de lo que recoge el libro:

PICOTEO

La comida de los puestos ambulantes es muy popular en Tailandia. Este libro ofrece una clase magistral sobre rollitos de primavera y los mejores consejos para hacer unas ricas gambas fritas con tamarindo, unos buñuelos de curri y maíz dulce o unas increíbles brochetas de pollo satay con cúrcuma y jengibre.

ENSALADAS

En los menús, que siempre se componen de varios platos acompañados de la ración de arroz tradicional, las ensaladas generan un delicioso contraste con sus colores y texturas. Admiten fideos, gambas, frutos secos, semillas, carne, verdura y fruta fresca o tratada, y un largo etcétera de originales sugerencias con un único límite: la imaginación de cada cocinero.

CARNES ASADAS, A LA PARRILLA, AHUMADAS O SALTEADAS

Hay mil formas de tratar y acompañar la carne en la gastronomía tailandesa. Marinar el pollo antes de asarlo para que los sabores se caramelicen en la piel, adobar el producto principal con la mejor combinación de especias o acertar con los aderezos y salsas dará lugar a verdaderos manjares de una comida asiática tradicional. La aguja de cerdo a baja temperatura con cilantro y tamarindo o las brochetas de ternera con vinagre de guindilla son buena prueba de ello.

PESCADOS Y MARISCOS

Salteados, parrillas y frituras son las técnicas imprescindibles para cocinar estos productos al estilo thai. Los calamares, gambas y otros mariscos dulces quedan buenísimos fritos y recubiertos por una costra de sal con especias. El libro anima a combinar con el pescado elementos que desde nuestra cultura pueden considerarse ajenos, como el coco tostado, la albahaca o el sésamo. Además, se proponen caramelos y salsas que transformarán por completo los sabores habituales.

CURRIS Y SOPAS

Los platos jugosos, con sabores cálidos y reconfortantes también son propios de la gastronomía asiática. En Tailandia, la mayoría se preparan a base de pastas de curri de diferentes ingredientes. Con Mi primer libro de cocina thai será fácil prepararlas en casa y conseguir de cero guisos que sean un verdadero festival para el paladar. El secreto está en la correcta combinación de productos de calidad en cada caldo: carne asada, marisco, pescado, hierbas aromáticas, raíces y tallos frescos, etc.

ARROZ, FIDEOS Y ACOMPAÑAMIENTOS

A propósito del ya archiconocido pad thai, a base de tallarines y huevo, existen muchísimas opciones para este tipo de platos salteados en wok. Con fideos o arroz, añadiendo gambas, calamares y cangrejo o ternera picante y hojas de lima kaffir, por ejemplo. Las recetas de este apartado sorprenden por su originalidad y frescura.

POSTRES Y BEBIDAS

Sin duda la repostería es el terreno más inexplorado de la gastronomía tailandesa. Este libro anima a preparar postres tan singulares como los buñuelos de plátano con especias o la gelatina de cítricos y coco. Además, sugiere refrescos tan exóticos como el granizado de piña, menta y lima. En resumen, sabores tan impredecibles como adictivos.

 

Enlace de compra
Mi primer libro de cocina thai
La cocina tailandesa, cautivadora y excitante, estimula el paladar a través del equilibrio de sabores en cada uno de sus platos. Con este libro, descubrirás los secretos para combinar los distintos sabores y aprenderás a preparar 100 riquísimas recetas saludables y auténticas que te permitirán vivir una aventura culinaria incomparable.
Escrita por: Tom Kime
Publicada por: Lunwerg
ISBN: 978-8416890293
Disponible en:Tapa dura
El post: Mi primer libro de cocina thai, auténtica cocina tailandesa, fue modificado por última vez el 12 enero, 2018 por Jesús García
También te puede gustar