The Bar, de Javier de las Muelas. “Esta historia empieza con un sueño. El sueño de un hombre, Pedro Carbonell, que imaginó un bar inglés, de madera, elegante y con personalidad, en el centro de Barcelona, dedicado en exclusiva al coctel por excelencia: el dry martini. El rey. Yo heredé ese sueño y hoy sigue más vivo que nunca. Este libro quiere ser un viaje y un álbum de recuerdos, una fiesta y un homenaje a todos los que, como yo mismo, creen que los bares son iglesias; los bármanes, sacerdotes; feligreses los clientes, la ofrenda los cócteles, y todo oficiado con una liturgia única. Una forma de celebrar 40 años de dry martinis bien secos en un local de Barcelona.”

javier de las muelas - the bar

The Bar es un viaje por la historia del Dry Martini a través de uno de los referentes de nuestro país, el Dry Martini Bar que ahora cumple 40 años. Javier de las Muelas recopila en este libro los mejores momentos del emblemático establecimiento barcelonés desde que abrió sus puertas y rinde tributo al icónico cóctel. En sus páginas encontramos imágenes históricas del bar, la evolución de la carta de cócteles, los orígenes del cóctel, aunque también descubriremos su relación con el arte, el cine y la literatura.

El Dry Martini, de Javier de las Muelas, abrió sus puertas hace 40 años. El espacio, pionero en el concepto de coctelería actual, fue inaugurado en 1978 por Pedro Carbonell con la idea de ser Martinería y en él solamente se servían dry martinis.

the bar - javier de las muelas 1

En esos primeros años, era un bar de caballeros, con una clientela fija y un saber hacer tradicional. Unas gruesas cortinas impedían ver qué sucedía en su interior y, tras cruzar el umbral, el cliente se adentraba en un local de estilo clásico inglés, sus materiales eran cuero, madera y latón y una gran barra con una impresionante mise en place de 3 metros dedicada sólo a oficiar martinis y con un espejo detrás donde estaba grabado en letras escarchadas la emblemática receta: de ginebra y vermut.

En 1996, Javier de las Muelas –barman y persona apasionada por el arte y el diseño, y como él mismo se define, sacerdote de bares que son iglesias– se convierte en el propietario de la icónica coctelería. De las Muelas, creador en 1979 y 1982 de los dos míticos Gimlets, así como de otros establecimientos referentes como Nick Havanna y Casa Fernández todos ellos en Barcelona cumple su sueño y lleva todo su universo personal al Dry Martini Bar desde el respeto máximo a su esencia. Mantiene el estilo deCocktail Bar; los barmen siguen vistiendo las clásicas chaquetillas blancas y dando aún más si cabe valor a la cultura de servicio que es referencia para Javier y su equipo, y siempre continuando con la tradición de registrar los martinis servidos.

the bar - javier de las muelas

En sus inicios, Pedro Carbonell anotaba religiosamente cada uno de los cócteles servidos en una libreta azul y, más tarde utilizando la caja registradora. Cuando Javier de las Muelas tomó el legado del Dry Martini, diseñó un marcador luminoso con números rojos: el Dry Martini Counter. Un sistema que permitía contabilizar cada uno de los martinis servidos hasta llegar a la cifra de un millón de dry martinis que se sirvieron hasta el año 2010. “Recibimos llamadas y peticiones de todas partes interesándose por tomar la copa un millón. Sin embargo, queríamos que esta cifra llegase por casualidad. Que el cliente fuera un feligrés más, alguien que viniera al bar una noche cualquiera y pidiese su copa”, recuerda Javier de las Muelas.

Así, el 30 de junio del 2010, una clienta, abogada de profesión se acercó hasta la barra y pidió la emblemática bebida. Los números rojos del contador avanzaron. Se registraba el número un millón de Dry Martinis. “Nos hizo especial ilusión. Además, el hecho de que fuese una mujer suponía la confirmación de que los cambios a abrirnos hacia un nuevo público era lo correcto”, cuenta.

the bar - javier de las muelas 2

Durante todos estos años, la esencia del Dry Martini y las bases se han mantenido casi intactas pero Javier de las Muelas acometió algunos cambios que permiten al local evolucionar y llegar a nuevos públicos. Así, entre sus primeras mujeres y a los más jóvenes. Dejó de ser un bar de caballeros y levantó su cortina, al mismo tiempo que conservaba su aire inglés original. “Tenía muy claro que para poder ir más allá, para que el Dry Martini ocupase el lugar que merecía, teníamos que abrirlo a mujeres y a gente joven”, explica el coctelero.

Javier de las Muelas no ha cesado de innovar creando diversas colecciones y creaciones de cócteles, como los Spoon Martinis o los Excentrics. Cada cóctel lleva consigo una verdadera liturgia: los espacios de Javier de las Muelas son iglesias y sus clientes, feligreses. Que a partir de ahora contarán con un peculiar “catecismo” como es The Bar.

Enlace de compra
The Bar
Esta historia empieza con un sueño. El sueño de un hombre, Pedro Carbonell, que imaginó un bar inglés, de madera, elegante y con personalidad, en el centro de Barcelona, dedicado en exclusiva al coctel por excelencia: el dry martini. El rey. Yo heredé ese sueño y hoy sigue más vivo que nunca
Escrita por: Javier de las Muelas
Publicada por: Planeta Gastro
ISBN: 9788408197539
Disponible en: Tapa dura
El post: The Bar, el nuevo libro de Javier de las Muelas, fue modificado por última vez el 14 noviembre, 2018 por Jesús García
También te puede gustar

Japón, Gastronomía

La cocina japonesa destaca en el paisaje culinario global por sus sabores prístinos, su...

Cuba: Gastronomía

Cuba: Gastronomía documenta y homenajea la cocina de una de las naciones más fascinantemente...

Andina. Cocina peruana

Andina. Cocina Peruana es un libro de cocina peruana complementado con una serie de relatos que...

Dulces de cuento

Los dulces de los cuentos son fascinantes. Siempre han tenido un papel destacado en la...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información .

ACEPTAR
Aviso de cookies