Hoy os presentamos una delicatesen que hemos descubierto esta Navidad: “Lomo de Pobre” o Cecina de Gallo Añojo.

Cecina de Gallo Añojo de Sanchonar


Sanchonar es una empresa familiar que basa su trabajo en los capones, pollos de corral y gallos añojos que crían en la localidad segoviana Sanchonuño.

Es tal su afán por la calidad del producto que ellos mismos se hacen cargo de todo el proceso de elaboración. Desde la cría de los animales, hasta su sacrificio en el propio matadero de la empresa, y su posterior cocinado o, bien, curación en los secaderos que tienen en la localidad.

Cecina de Gallo Añojo de Sanchonar

De estos secaderos ha salido este “Lomo de Pobre” o Cecina de Gallo Añojo. Una pieza de pechuga de gallo añojo, ahumada y curada, con un sabor y textura muy especial, que se encontraba dentro de una gran cesta que me regalaron mis hijos y mujer por mi cumpleaños, esta Navidad.

Al principio pensé que era lengua de cerdo curada (muy típica por la serranía de Salamanca), pero cuando me puse a leer la etiqueta y la procedencia (Sanchonuño), muy cerquita de nuestra localidad, no me creía lo que estaba leyendo “cecina de Gallo Añojo“.

Por lo visto esto no se trata de una novedad gourmet, ni ninguna extravagancia gastronómica, muy dadas en estos últimos año, este producto se elabora en esta localidad segoviana desde hace muchos años.

La empresa familiar Sanchonar apuesta por el futuro con un producto basado, como bien dicen ellos, en un “problema” económico que tuvo su abuelo hace muchísimos años.

Cecina de Gallo Añojo de Sanchonar

Un problema que hizo que la familia se tuviera que desprender de toda la matanza de cerdo que tenían almacenada para consumir durante todo el año y que, gracias al tesón de la abuela, esa matanza, que sus hijos se llevaban durante las duras jornadas de trabajo en el campo, se sustituyó por los lomos y “jamones” que proporcionaron lo gallos que tenía la abuela en el corral.

Desde entonces, y gracias a esa iniciativa de la abuela, año tras año, la familia ha ido evolucionando hasta ofrecernos una gran variedad de productos y en diferentes formatos de conserva. Algunos de ellos son 100% natural, ya que no tienen aditivos, para poder disfrutar de los sabores característicos que tiene esta exquisita carne.

Entre esta variedad de productos encontramos muslos, contramuslos, alas, cuellos y patas de capones confitados. Luego también podemos escoger otro tipo de platos más elaborados a base de porciones de gallos añojos cocinados en salsa de almendras y piñones, o en escabeches con vinagres aromáticos, etc.

Además podemos disfrutar de los ahumados Sanchonar o el pollo frito envasado en aceite que nos recuerda a la matanza de antaño, cuando nuestras abuelas o madres hacían las “ollas de matanza“, con sus tajadas, costillas y chorizos en aceite.

Si te parece mucho lo que puede de dar de sí un gallo, capón o pollo de corral, además de todos estos productos hay que sumar los que salen de sus vísceras como el paté o las mollejas confitadas.

¿Quieres conocer un sabor auténtico? Prueba cualquiera de los productos Sanchonar.

Más información:Sanchonar SL
Tel. 921 16 03 90
Sanchonuño, Segovia
También te puede gustar

Gïk , el vino azul

Dos años han sido los que han transcurrido desde que un grupo de cinco jóvenes, en colaboración...