El Farinato de Ciudad Rodrigo se ha convertido en los últimos años en una autentica delicatessen.

Farinato de Salamanca

Reconocidos en toda España son los embutidos de Salamanca. Chorizos, lomos y jamones son, entre otros, la tarjeta de presentación de las chacinas salmantinas.

El Farinato de Ciudad Rodrigo es, aparte del nombre que reciben los vecinos de esta localidad salmantina, un exquisito embutido con muchos siglos de historia que empieza a ser conocido fuera de su zona de producción, gracias a la Asociación de Industrias Cárnicas de Ciudad Rodrigo y Comarca.

Elaboración del Farinato

Este embutido está elaborado a partir de la mezcla de manteca de cerdo, miga de pan, cebolla, así como diferentes tipos de especias como anís o comino, que se cocinan en un caldero a fuego lento, a modo de morcilla, para obtener una masa homogénea que se embucha en tripa de vaca, para ser ahumada posteriormente.

Farinato de Salamanca

Si bien visualmente puede confundirse con una sarta de chorizo o una sobrasada, el Farinato de Ciudad Rodrigo es diferente en el paladar.

Tradicionalmente este producto se ha consumido frito acompañado por un par de huevos fritos, aunque para darle más uso y promoción la Diputación de Salamanca ha sacado un Recetario de Farinato de Ciudad Rodrigo, que se puede conseguir de manera totalmente gratuita en los diferentes puntos de venta y a través de la página web http://www.dipsanet.es.

Aquí se podrán encontrar propuestas tan sugerentes como “Brocheta de Farinato, con langostinos albardados, queso semi-curado, beicon y berenjenas en tempura”; ” Turrón salado de Farinato y chocolate con salteado agridulce de albaricoques y pasas”;  ” Lasaña de Farinato con láminas de calabacín y patata”; “Pizza Farinata”; o unos originalísimos postres elaborados a partir de la misma chacina como son las “Natillas de Farinato en espuma, torrija caramelizada de hierba limón y peta-zetas”.

Farinato de Salamanca

Unas propuestas muy llamativas, sin duda alguna, que han sido confeccionadas por chefs de reconocidos prestigio en la región, junto con la Escuela de Hostelería de Salamanca.

Si bien es cierto que el Farinato ha sido siempre conocido como el “chorizo del pobre”, gracias al buen hacer de los artesanos y productores, hoy en día está siendo re-descubierto como un auténtico manjar.

Una delicatesen que se puede encontrar fácilmente desde tiendas gourmet a grandes superficies que ha ido ganando a través de los años en calidad y popularidad. Animaos a probar el farinato seguro que os gusta.

También te puede gustar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR