Castañas en almibar

Las castañas se pueden comer crudas, hervidas, asadas o dulces. En Francia es común vender un dulce de castaña conocido como marrón-glacé.

Castañas en almibar

Uno de los frutos por excelencia del otoño es la castaña, de gran tradición en Galicia y las regiones limítrofes. De bajo contenido en grasa respecto a otros frutos secos, es ideal para consumir asada, en puré o como es el caso que nos ocupa, en marrón-glacé (Castaña en almíbar). Acompañan perfectamente a platos de carne como pollo, cordero o cerdo.

Al comprar las castañas debe uno fijarse que tengan la piel brillante y que estén duras.

Un gran libro monografico sobre las castañas lo encontramos en El Árbol del Pan, de Flavio Morganti

Una forma sencilla de asarlas es realizar un pequeño corte en cada castaña y calentarlas en un contenedor metálico a 400º durante 10 o 15 minutos. El objeto de realizarles un corte es evitar que estallen mientras se asan.

Castañas en almibar
Castañas en almibar
Votos: 2
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Imprimir receta
El marron glacé son castañas en almíbar confitadas o glaseadas. Esta golosina es habitual en la gastronomía italiana y en la gastronomía francesa, aunque recientemente se está recuperando en otros países productores, como España o Portugal .
Castañas en almibar
Castañas en almibar
Votos: 2
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Imprimir receta
El marron glacé son castañas en almíbar confitadas o glaseadas. Esta golosina es habitual en la gastronomía italiana y en la gastronomía francesa, aunque recientemente se está recuperando en otros países productores, como España o Portugal .
Ingredientes
Instrucciones
  1. Se pelan las castañas y se ponen a cocer durante 10 minutos en abundante agua con una hoja de laurel.
  2. Es importante no dejarlas cocer mucho, para que se mantengan enteras y no se deshagan cuando se vayan a pelar.
  3. Por otro lado, se va haciendo el almíbar, mezclando la misma cantidad de agua que de azúcar, con la rama de vainilla y de canela, junto con los granos de café. Se deja cocer hasta que se haga el almíbar. Se pelan las castañas y se meten en el almíbar, dentro de un bote.
  4. Se dejan enfriar y se esteriliza el bote, si se quiere utilizar como conserva para otra época del año. Antes de tomarlas, eso si, hay que dejarlas macerar al menos durante un mes.
Notas de la receta

Como probablemente se os deshagan muchas de las castañas al manipularlas, os recomiendo utilizarlas para hacer un puré que le quedará estupendo a cualquier plato de caza, ya que estamos hablando de productos de temporada

 

También te puede gustar

Almejas al ajillo

La receta de almejas al ajillo es tan sencilla que casi nos da apuro publicarla. Pero como a...

Alcachofas con jamón

La receta de alcachofas que más se suele hacer son las Alcachofas con jamón. En todas sus...