Esta ensalada de canónigos con queso fresco es una deliciosa receta, aderezada con una emulsión de tomates deshidratados y cúrcuma fresca.

Ensalada de canónigos

En invierno no solo preparamos recetas de cuchara, de vez en cuando también apetece una buena ensalada.

En esta ocasión hemos elaborado una Ensalada de canónigos con queso fresco a la cual hemos aderezado con una emulsión de tomates deshidratados y cúrcuma fresca.

Los canónigos siempre deben lavarse con mucha agua y escurrirse bien. Crecen en los campos silvestres sobre todo en otoño y se cultivan de septiembre a marzo. Se usan sobre todo para elaborar deliciosas ensaladas de invierno, aunque también pueden consumirse hervidos como las espinacas.
Tomates deshidratados, cúrcuma fresca y canónigos

Tomates deshidratados, cúrcuma fresca y canónigos


Ensalada de canónigos con queso fresco
Ensalada de canónigos con queso fresco
Votos: 1
Valoración: 4
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Imprimir receta
Esta ensalada de canónigos con queso fresco es una deliciosa receta, aderezada con una emulsión de tomates deshidratados y cúrcuma fresca. Los canónigos aportan un sabor diferente a las ensaladas y tienen propiedades beneficiosas para la salud, por lo que ademas de buena, esta ensalada es muy sana.
Raciones Tiempo de preparación
4 personas 20 minutos
Raciones Tiempo de preparación
4 personas 20 minutos
Ensalada de canónigos con queso fresco
Ensalada de canónigos con queso fresco
Votos: 1
Valoración: 4
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Imprimir receta
Esta ensalada de canónigos con queso fresco es una deliciosa receta, aderezada con una emulsión de tomates deshidratados y cúrcuma fresca. Los canónigos aportan un sabor diferente a las ensaladas y tienen propiedades beneficiosas para la salud, por lo que ademas de buena, esta ensalada es muy sana.
Raciones Tiempo de preparación
4 personas 20 minutos
Raciones Tiempo de preparación
4 personas 20 minutos
Ingredientes
Instrucciones
  1. Hidratamos los tomates en agua templada. Escurrimos y reservamos en un cuenco con 5 cucharadas de aceite de oliva y dos de vinagre.
  2. Colocamos los canónigos en una fuente.
  3. Cortamos el queso en láminas y repartimos por encima de los canónigos.
  4. Sazonamos a nuestro gusto.
  5. Incorporamos la raíz de cúrcuma junto a los tomates y trituramos con una batidora.
  6. Aderezamos la ensalada y esparcimos por encima semillas de lino y picatostes de pan.
  7. Servimos nuestra vistosa y sana ensalada de canónigos. ¡¡QUE APROVECHE!!


También te puede gustar