Flan de queso casero
Últimamente estábamos de antojo de flan de queso, pero como mis padres se han ido de vacaciones unos días, no nos ha quedado otra que hacer un flan de queso casero con la receta de mi madre.
Raciones Tiempo de preparación
6raciones 20minutos
Tiempo de cocción
60minutos
Raciones Tiempo de preparación
6raciones 20minutos
Tiempo de cocción
60minutos
Ingredientes
Caramelo líquido
  • 5cucharadas Azúcar blanco
  • 1cucharada Agua
  • zumo de limón(Unas gotas)
Instrucciones
  1. Echamos en una sartén el azúcar para hacer el caramelo junto con el agua.
  2. Ponemos a fuego medio alto y, sin remover, esperamos a que coja calor y empiecen a formarse pequeñas burbujas y el azúcar comience a tomar color.
  3. Cuando suceda esto removemos suavemente con una cuchara de madera o unas varillas de silicona. Buscamos un caramelo “rubio” no “castaño” y, mucho menos, oscuro. Por ello este proceso tendrá que ser rápido. Cuanto el caramelo tenga el color de la miel, retiramos la sartén del fuego, añadimos unas gotas de zumo de limón y vertemos en la flanera.
  4. Movemos la flanera con la intención de repartir el caramelo por las paredes de esta.
  5. Dejamos enfriar el caramelo.
  6. Mientras, ponemos a cocer agua en un cazo y precalentamos el horno a 200º.
  7. Echamos todos los ingredientes del flan en un cuenco y mezclamos con unas varillas, tenedor o batidora.
  8. Vertemos esta mezcla en la flanera.
  9. El agua que teníamos puesto a cocer en un cazo lo vertemos en una fuente apta para el horno. De esta forma el flan se nos hará más rápido que si ponemos el baño maría frío en el horno.
  10. Colocamos la flanera en el centro de la fuente con agua e introducimos en la parte más baja del horno.
  11. Dejamos hacer el flan durante 70 minutos a 180º.
  12. Pasado el tiempo, apagamos el horno y dejamos templar el flan en su interior. Da igual si “nos olvidamos de él” por unas horas.
  13. Sacamos y, una vez frío completamente, guardamos en la nevera unas cuantas horas antes de su consumo.
  14. Es preferible hacer el flan de queso casero de un día para otro. De esta forma tanto su sabor, su textura como su presencia aumentarán considerablemente.