Solomillo de cerdo adobado y salsa de tomates deshidratados
En esta ocasión hemos adobado previamente el solomillo de cerdo con una mezcla de especias para después cortarlo en medallones y hacerles en la sartén. Para acompañar, una crema elaborada con tomates deshidratados, queso grana padano y unas hojas de albahaca.Suena bien ¿verdad?, ¡mejor sabe!Aquí os dejamos con la receta de Solomillo de cerdo adobado y salsa de tomates deshidratados.
Raciones Tiempo de preparación
4personas 30minutos
Raciones Tiempo de preparación
4personas 30minutos
Ingredientes
Ingredientes del adobo para carne de cerdo
Instrucciones
  1. Lo primero que haremos será mezclar todas las especias. Para ello echaremos todas ellas en el interior de un mortero.
  2. Machacamos con cuidado hasta que tengamos los granos de la pimienta rotos.
  3. Cortamos dos trozos de papel film, más largos que la longitud de los solomillos, y colocamos encima de la encimera.
  4. Ponemos encima de ellos cada uno de los solomillos y embadurnamos estos con la mezcla de las especias. Enrollamos los solomillos con el papel film y guardamos en la nevera un mínimo de tres horas, hasta su cocinado.
  5. Mientras prepararemos la salsa de tomates deshidratados.
  6. Colocamos los tomates deshidratados en el vaso de la batidora. Cubrimos con agua caliente.
  7. Tapamos el vaso con papel film y esperamos media hora, más o menos, hasta que se hidraten los tomates.
  8. Después escurrimos el agua, añadimos el queso rallado al vaso de la batidora junto con las hojas de albahaca.
  9. Añadimos 6 cucharadas de aceite de semillas y trituramos con la batidora hasta conseguir una salsa, tipo crema, sin grumos y homogénea.
  10. Sazonamos a nuestro gusto. Reservamos en la nevera.
  11. Pasado el tiempo sacamos de la nevera los solomillos de cerdo, quitamos el papel film y los cortamos en medallones de un centímetro y medio de grosor, aproximadamente.
  12. Ponemos una sartén al fuego con unas gotas de aceite y hacemos los medallones de solomillo por ambas caras, el punto de cocción de la carne será el que más nos guste, es decir si queremos que nos queden jugosos y al punto deberemos tener la carne medio minuto por cada lado en la sartén. Justo para que se doren las ambas caras. Por el contrario si nos gusta la carne más hecha, más tiempo en la sartén.
  13. Sacamos los medallones de solomillo a una fuente.
  14. Ponemos una cucharada de la salsa de tomates en el centro de cuatro platos, un poco de ensalada de rúcula al lado y encima de la salsa dos o tres medallones de solomillo de cerdo.
  15. Servimos y degustamos.