Dieta mediterranea contra las alergias respiratorias

Según un estudio, consumir habitualmente frutas y verduras protege a los niños frente a problemas como el asma o la rinitis.

Gastronomia de grecia y mediterranea

La relación entre una alimentación rica en frutas y verduras y un descenso en el riesgo de padecer asma había sido ya demostrada en varios estudios en adultos. Sin embargo, pocos trabajos habían estudiado a fondo esta relación en niños.

Con este objetivo, un grupo de investigadores analizó a través de varios cuestionarios los hábitos alimenticios y la incidencia de alergias y problemas respiratorios en casi 700 niños de edades comprendidas entre los 7 y los 18 años en una población rural de Creta (Grecia).

Previamente, se había detectado que en la zona las alergias de piel eran bastante comunes, mientras que el asma o la rinitis eran relativamente poco frecuentes.

El 80% de los niños manifestó que consumía fruta fresca y verduras al menos dos veces al día. Además, los investigadores comprobaron que la ingesta de productos locales como naranjas, uvas, tomates y manzanas era especialmente alta.

Los resultados de la investigación, que se publica en la revista “Thorax”, mostraron que tomar frutas y verduras habitualmente era especialmente beneficioso en la prevención de la rinitis alérgica y síntomas del asma, como la dificultad para inhalar.

Por el contrario, los investigadores constataron que el consumo de margarina aumentaba de forma considerable el riesgo de padecer asma y rinitis alérgica.

Según explican los autores de este estudio, la protección atribuida a las frutas y vegetales se debe a su alto contenido en antioxidantes y en que las vitaminas A, C y E en muchos de esos productos, resulta beneficiosa para las vías respiratorias de los más pequeños.

El estudio también puso de manifiesto el valor particular de alimentos como las nueces o las uvas, que se mostraron importantes protectores frente a las alergias.

Aunque los autores de este trabajo reconocen que el estudio tiene limitaciones y son necesarias más investigaciones sobre el tema, los datos parecen apoyar una vez más la tesis que sugiere la existencia de una estrecha relación entre la nutrición y el sistema inmunitario.

Vía:elmundosalud

También te puede gustar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR