Situado en pleno corazón de la Ribera del Duero, el Hotel Balneario Castilla Termal Monasterio de Valbuena, el primer balneario 5 estrellas de Castilla y León, se encuentra ubicado en uno de los Monasterios Cistercienses mejor conservados de Europa su edificio data del siglo XII, convertido en un exclusivo complejo turístico, en la Milla de Oro de la Ribera del Duero.

Castilla termal balnerario Valbuena

La provincia de Valladolid tiene infinidad de atractivos turísticos que hacen de ellos verdaderos tesoros para que el visitante les descubra. Historia, cultura, gastronomía, vinos, la lista puede ser interminable.

Desde hace unos años esta provincia está viendo como otro tipo de turismo, el Turismo Termal, está atrayendo más visitantes a los diferentes balnearios y spas que se distribuyen por la región.

Habitación Hotel Monasterio de Santa María de Valbuena

El Monasterio de Valbuena se emplaza en la comarca de la Ribera del Duero, en una terraza del valle, entre el río y el Páramo. Esta zona está dedicada preferentemente al cultivo de la viña, siendo, probablemente, el Monasterio el introductor del cultivo de la vid en la comarca.

Pero si hay una zona donde todos los recursos turísticos de la región se unen esa es la llamada “Milla de Oro de la Ribera del Duero”. Un territorio único donde el Dios Baco se sentiría como en su propia casa.

A escasos 25 kilómetros de Valladolid, siguiendo la carretera N-122, entre las localidades de Sardón y Peñafiel se encuentran algunas de las mejores y más conocidas bodegas de la Ribera del Duero.

Restaurante El Compas Hotel Balneario Valbuena (1)

Dehesa de los Canónigos, Mauro, Bodegas Arzuaga, Protos, Finca Villacreces, Pago de Carraovejas, Pesquera, Bodegas y Viñedos Alión, Matarromera, Legaris, Bodegas Arzuaga, Emina, Vega Sicilia, Dominio de Pingus, Bodegas Aalto, Emilio Moro, Hacienda Monasterio, Abadía Retuerta… Son algunas de las que podemos encontrar a ambos lados de esta famosa carretera.

El recorrido por la zona es para hacerle despacio, con muchas paradas, y muy diferente en cada una de las estaciones. Si bien en muchas de ellas podemos alojarnos y disfrutar como si fuéramos auténticos Reyes, desde el pasado verano podemos hacerlo en uno de los monasterios cistercienses mejor conservados de Europa, el hotel Castilla Termal Monasterio de Santa María de Valbuena, el primer balneario 5 estrellas de Castilla y León.

Este impresionante hotel balneario, cuyo edificio original data del siglo XII, se haya situado justo al lado del río Duero y cuenta con cerca de 80 habitaciones, todas ellas superiores, y más de 18.000 metros cuadrados construidos. Entre los cuales podemos encontrar un espacio dedicado a acoger la sede permanente de las Edades del Hombre.

Paseando por su interior podemos disfrutar de su impresionante claustro gótico, de su barroca iglesia (que sigue cumpliendo su función como parroquia del pueblo de San Bernardo, la sala capitular, su refectorio, etc.

frescos Balneario Monasterio de Valbuena

Parte de esta estructura del complejo religioso lo ocupa la parte dedicada al balneario en sí. Diferentes estancias y  espacios donde disfrutar de los beneficios de sus aguas termales.

En nuestro caso, al tener horario restringido (por ir con menores), optamos por visitar el complejo, almorzar en su restaurante y darnos los baños termales, y algún que otro tratamiento, por la tarde.

El espacio gastronómico del Castilla Termal Monasterio de Valbuena cuenta está compuesto por el restaurante “El Compás”, donde se puede disfrutar de platos basados en la cocina tradicional y actual, además de cafetería, comedores privados y salones de hasta 200 comensales.

Llegamos pronto al restaurante, cerca de las dos de la tarde, con la mirada puesta en los baños termales que comenzaban a las cuatro (por eso de ir con menores). Estaba vacío, pero poco a poco se fue llenando hasta completar su aforo.

Después de leer la carta optamos por varios principales y un par de platos para compartir. El vino, como por la mañana habíamos catado varios en diferentes bodegas de la Ribera del Duero, nos decantamos por Elyssia Pinot Noir Gran Cuvée de Freixenet, al no tener existencias de un espumoso de la zona.

Una vez servido, y a la espera de los entrantes, nos ofrecieron como aperitivos unos garbanzos con setas.

Para comenzar nuestro almuerzo nada mejor que un buen plato de “Jamón ibérico de Guijuelo” y una “Ensalada de aguacate, tomate de Tudela de Duero, cebolla roja, langostino salvaje y orégano”, ambos para compartir.

Continuamos con los segundos: “Merluza a la plancha con veolutte de hinojo, su bulbo y calamar a la brasa con perifollo”;  “Perdiz estofada con puré de nabos, rabanitos, trompetas de los muertos y jugo de arándanos”; “Carrillera de ternera confitada y marcada al carbón con boniato, mostaza y jugo picante”; Hamburguesa de buey para la peque y “Lagarto ibérico”.

De postre “Mosaico de frutas de temporada”; “Torrija especiada de los monjes con fruta de la pasión y merenguitos cítricos”; “Mousse de chocolate rellena de avellana, cremoso de vainilla y su helado”.

Tras este almuerzo, y sin hacer la digestión, nos fuimos a disfrutar de un buen chapuzón en la zona termal. Recomendaros el jacuzzi exterior con el rio Duero a menos de 200 metros.

Salimos encantados de la visita, almuerzo y trato por parte de todos los profesionales que trabajan en el Hotel Balneario Monasterio de Valbuena. Quedamos en volver, aunque esta vez solo para los adultos, con alojamiento y desayuno incluido.


Castilla Termal Monasterio de Valbuena.

C/ Murallas, s/n – San Bernardo, Valladolid.

Tel: 983 683 040

Web: Pagina WEB

También te puede gustar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR