Dispensador transportable Fizz

A menudo una botella de dos litros de Coca-Cola puede estar semanas abierta en la nevera y cuando queremos tomar un vaso de bebida carbonatada nos encontramos que no tiene ni una sola burbuja con lo cual la botella acaba en el cubo de la basura.

Fizz Saver

Con este práctico utensilio podremos disponer de “nuestras” burbujas siempre y donde queramos sin que tengamos que preocuparnos por que se vaya el “gas” de la botella.

Sólo tendremos que elegir el sabor del refresco, quitarle el tapón a la botella, en su lugar colocar el dispensador Fizz, volcarlo para que apoye en la superficie y apretar el grifo para que salga nuestra bebida llena de burbujas.

Esto, como puedes imaginar, es un dispensador por botella, por lo menos hasta que se acabe la última gota.

Lo podemos comprar, por poco más de nueve euros aquí,  y lo mejor,  nos lo podremos llevar a cualquier fiesta.  Aunque no se como resultará…

También te puede gustar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR