Horno MASTERY de AEG, disfrutando del sabor en tu cocina

Conseguir la perfección de tus recetas, dulces o saladas es fácil gracias al horno de última generación de la gama Mastery de AEG

Un electrodoméstico que combina cocción convencional, al vapor y sobre toda una sonda térmica, que, pinchada en los alimentos, permite un control perfecto del proceso de horneado, consiguiendo unos resultados óptimos.

Una tecnología que va revolucionar la forma de usar nuestro horno y va a desterrar la costumbre de abrir el horno y pinchar con la consabida aguja para ver si están hechas por dentro nuestras recetas.



El arte de cocinar la carne sobre un fuego controlado fue un descubrimiento accidental que cambió el curso de la evolución humana y representó un hito fundamental.

Cocinar supone contribuir a reducir el tiempo y trabajo llevado a cabo por la masticación y la digestión, eliminar muchas partículas tóxicas de los alimentos y proporcionar la ocasión de compartir la comida en compañía en un determinado lugar y hora.

Por eso hay que decir que cocinar es esencial para la identidad, la biología y la cultura humana.

Sin embargo, pese a contar con un recetario gastronómico amplio, saludable y con infinidad de sabores, parece que en nuestro menú diario la comida procesada está presente en nuestras cocinas más de lo que imaginamos.

Sonda Mastery de AEG Sense Cook

Buscamos nuevas experiencias gastronómicas y nos preocupan los efectos negativos que este tipo de comida provoca en nuestra salud.

Pero el frenético día a día carente de tiempo, las cada vez menos horas que dedicamos a nuestra cocina, nos llevan a la tentación y la facilidad de los alimentos procesados cargados de azúcar, sal, grasas e ingredientes químicos con sabores artificiales y efectos adictivos.

Empleamos demasiado tiempo a la comida secundaria y nos olvidamos de la añorada comida de la abuela, esa cuyos sabores nos transportan a otros lugares y nos evocan imborrables recuerdos.

Conseguir esos sabores y rememorar esa experiencia es un reto en estos momentos para todos aquellos que nos gusta cocinar y la industria ha hecho que nuestro gusto vaya cambiando.

Es innegable decir que los avances tecnológicos nos han facilitado la vida y el trabajo y en el ámbito culinario también, por eso, buscar actualmente esa perfección del sabor sin contar con las tradicionales cocinas que usaban nuestras abuelas es un poco difícil pero no imposible.

Gama Mastery de AEG

AEG lanza su línea de productos Gama Mastery ideada para alcanzar la perfección en nuestros platos empezando por la conservación de los productos hasta su posterior cocinado. Siguiendo su principio “TU COCINA, TUS MÉTODOS, A TU MANERA” la empresa alemana sigue apostando por la tecnología y la calidad y fiel a su filosofía se adapta y responde a nuestros gustos y necesidades.
Mastery de AEG

Si quieres ver cómo lo han hecho en su línea Gama Mastery puedes echar un vistazo aquí: Gama Mastery de AEG

De todos los electrodomésticos que componen esta gama nosotros nos quedamos con el horno porque muchas de nuestras recetas están cocinadas con el, y este nuevo modelo no abre nuevas vías para cocinar de una forma cómoda y eficaz.

Horno SteamOven de AEG con Food Sensor

Realizar nuestra receta de pollo asado con el horno con sonda térmica SteamOven con cocción convencional más vapor hubiera sido más fácil aún.

Simplemente tenemos que elegir el punto al que nos gusta comer el ave, poco hecho, hecho o muy hecho y listo.

Mientras que nosotros utilizamos el recurrente método de la aguja para saber si éste está hecho, ya sabes, introducir una aguja de hacer punto o brocheta en el pollo y si ésta entra sin hacer fuerza significa que está en su punto.

Con el horno SteanOven de AEG es aún más fácil, porque ajusta las dos temperaturas, la del horno a 200º y la del alimento a 65º.

Basta con introducir la sonda térmica en el centro del alimento y en cuanto alcanza la temperatura emite una señal acústica.

Una vez conseguida esta temperatura se sella la humedad o los líquidos del alimento y empleando la cantidad de tiempo correcto éste se va cocinando lentamente.

Así al no romperse las fibras vamos a obtener un producto delicioso además se van a mantener todos sus valores nutritivos.

El resultado… un pollo con un precioso color dorado, una piel crujiente, una carne jugosa y un sabor auténtico.

La verdad es que nos gustaría tenerlo en nuestra cocina pronto para facilitarnos mucho trabajo y para asegurarnos conseguir ese sabor casi perfecto que todos ansiamos. Quizás próximamente incorporemos uno y os mostremos su versatilidad y ventajas.

LO QUE ACABAS DE LEER ES UN POST PATROCINADO. INTENTAREMOS NO PUBLICAR CONTENIDO AJENO AL MUNDO DE LA GASTRONOMÍA, NI RECOMENDAREMOS PRODUCTOS, SERVICIOS O MARCAS QUE NO CONOZCAMOS. NO SOMOS PARTE ENTRE EL PRODUCTO Y EL CLIENTE.

También te puede gustar

Día de la Fresa

El Día de la Fresa tiene como objetivo fomentar el conocimiento y el consumo de esta fruta...