No se vuestros hijos, pero los míos cuando van da disfrutar de un flash, o polo flash de hielo, siempre me toca envolvérselos con servilletas o papel de cocina para que sus pequeñas manos no se queden heladas.

Pop Pals

Un gran invento para evitar que sus manos no se congelen, y ya de paso no desperdiciar servilletas de papel, es el Pop Pals.

El Pop Pals es una funda para disfrutar del flash, elaborada en silicona, con un atractivo diseño infantil que hará que las manos de los mas pequeños (y algún que otro mayor), no se congelen a la hora de disfrutar de esta golosina de verano.

El funcionamiento es muy sencillo: basta con poner unos segundos bajo el grifo de agua caliente el Pop Pals. Después introducimos el flash en su interior lo justo para que sobresalga por la parte de abajo el envoltorio. Cortamos la parte superior del flas y ya podemos empezar a saborearlo.

Cuando se nos termine, apretamos el Pop Pals y “por arte de magia” el hielo del flash volverá a sobresalir del envoltorio.

Este pequeño invento cuesta en torno a los cinco euros (dos unidades) más gastos de envío, y lo puedes comprar directamente en la web www.pop-pals.com.

También te puede gustar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR