Cómo hacer Patatas con Níscalos
Su color anaranjado característico hace que el Níscalo sea fácilmente reconocido por cualquier tipo de persona, aunque esta no sea una experta. Visualmente el níscalo tiene que estar fresco y de un color uniforme antes de cortarlo. Cuando le cortamos, debemos comprobar que su tronco e interior no tiene ningún parásito, tipo gusano, que suelen darse cuando el níscalo ha estado mucho tiempo a la intemperie.
Raciones Tiempo de preparación
6personas 20minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
40minutos 15minutos
Raciones Tiempo de preparación
6personas 20minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
40minutos 15minutos
Ingredientes
Instrucciones
  1. Pochamos durante cinco u ocho minutos en una cazuela, con tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra, la cebolla y los ajos picados finamente.
  2. Mientras, limpiamos cuidadosamente los níscalos para que no quede ningún rastro de arena.
  3. Cortamos en trozos no muy pequeños y añadimos al interior de la cazuela con el pimentón.
  4. Mezclamos suavemente y sofreímos durante unos segundos.
  5. Vertemos el caldo de verduras o carne.
  6. Dejamos que llegue al punto de ebullición.
  7. Añadimos las patatas, que habremos pelado y chascados con anterioridad, junto con las hojas de laurel.
  8. Dejamos cocer a fuego medio bajo durante 40 minutos.
  9. Si te das cuenta, no hemos puesto en ningún momento sal al guiso, ya que el caldo de verduras o carne está más o menos sabroso. A media cocción comprueba el punto de sal. Si hiciera falta, añades a tu gusto.
  10. Cuando estén hechas, tapamos la cazuela y dejamos reposar durante un cuarto de hora antes de servir.