Pappardelle con gambones y mejillones
Ingredientes
Instrucciones
  1. En lo que limpiamos los mejillones, ponemos a cocer en una cazuela amplia 300 ml de agua.
  2. En cuanto empiece a hervir, echamos los mejillones en su interior. Tapamos y dejamos así un par de minutos.
  3. Sacamos los mejillones sobre un escurridor, procurando que el agua que suelten caiga sobre la misma cazuela.
  4. Escurrimos el caldo y reservamos.
  5. Sacamos los mejillones de las conchas y reservamos.
  6. Pelamos los gambones y reservamos por un lado la carne de gambón (en la nevera) y por otra los restos junto con las cabezas.
  7. Ponemos al fuego una cazuela amplia con cuatro cucharadas de aceite de oliva. Cuando empiece a humear incorporamos la cebolla cortada finamente.
  8. Dejamos pochar, incorporamos los tomates (que habremos pelado y rallado con anterioridad), sazonamos y removemos. Dejamos confitar a fuego lento durante cinco minutos.
  9. Incorporamos las cabezas de los gambones, removemos y añadimos el brandy. Dejamos que se evapore el alcohol, durante tres minutos.
  10. Echamos la mitad del caldo de la cocción de los mejillones y el tomate frito, removemos y dejamos cocer durante 15 minutos a fuego medio.
  11. En lo que se hace la salsa, cocemos el parppadelle siguiendo las instrucciones que nos marque el envase.
  12. Pasamos la salsa de tomate por un pasapurés o, en su defecto, por un chino y mantemos la sala caliente.
  13. Escurrimos la pasta y colocamos en una fuente.
  14. Salteamos los gambones en una sartén, con un par de cucharadas de aceite de oliva, salpimentamos e incorporamos los mejillones. Removemos con cuidado.
  15. Retiramos del fuego.
  16. Echamos la salsa de tomate sobre los parppadelle y sobre esta el salteado de gambones y mejillones.
  17. Servimos y degustamos estos “Parppadelle con gambones y mejillones”.