Tarta de queso y chocolate negro
En esta ocasión hemos elaborado otra Tarta de queso y chocolate pero utilizando chocolate negro o de cobertura. La combinación también ha sido excelente, casi igual de llamativa que la anterior, aunque para su realización hemos utilizado el horno. Detalle sin importancia si tenemos en cuenta lo mucho que ha gustado esta Tarta de queso y chocolate negro.
Raciones Tiempo de preparación
6raciones 20minutos
Tiempo de cocción
60minutos
Raciones Tiempo de preparación
6raciones 20minutos
Tiempo de cocción
60minutos
Ingredientes
Instrucciones
  1. Lo primero que prepararemos será la base de nuestra “Choco CheesCake”. Para ello trituramos las galletas en un cuenco con la mano del mortero.
  2. Colocamos la mantequilla en un vaso e introducimos en el microondas a máxima potencia durante unos segundos.
  3. Volcamos sobre la galleta triturada y mezclamos hasta que se integren completamente..
  4. Vertemos esta “masa” en el interior de un molde desmontable, que habremos engrasado con anterioridad.
  5. Repartimos sobre toda la base del molde, prensando hasta conseguir una superficie lisa.
  6. Introducimos el molde en el congelador mientras preparamos el relleno de la tarta.
  7. En un bol vertemos el queso Philadelphia, los huevos, el azúcar, la esencia de vainilla y la nata, reservando tres o cuatro cucharadas para fundir el chocolate.
  8. Batimos con la batidora o unas varillas.
  9. Cortamos en onzas el chocolate y colocamos en un cuenco o bol apto para microondas. Añadimos la nata que teníamos reservada y fundimos de 30 segundos, en 30 segundos, en el microondas, removiendo para evitar que se nos queme.
  10. Sacamos el molde del congelador. Vertemos poco a poco, y sobre una cuchara, la mezcla del queso en el interior del molde.
  11. Con la ayuda de un tenedor o varillas esparcimos en forma de “hilos” el chocolate fundido por la superficie.
  12. Introducimos el molde en el horno, previamente precalentado a 200º, durante 60 minutos a 170º.
  13. Cuando pase el tiempo, semiabrimos la puerta del horno y dejamos templar la tarta en su interior.
  14. Sacamos al rato y, cuando esté fría, desmoldamos con la precaución de pasar un cuchillo entre el molde y la tarta para facilitar la tarea.
  15. Servimos y degustamos.