Tarta de queso y chocolate blanco con cerezas
La combinación del queso crema con el chocolate blanco no puede ser mejor. Y si encima la acompañamos con una base de galleta y cacao, y la cobertura de gelatina y cerezas el resultado es una tarta perfecta para cualquier ocasión.
Raciones Tiempo de preparación
10raciones 60minutos
Raciones Tiempo de preparación
10raciones 60minutos
Ingredientes
Cobertura
Instrucciones
Antes de nada, vamos a preparar la base de la tarta.
  1. Trituramos las galletas en un cuenco amplio con las manos o un cucharón. Añadimos la mantequilla y el cacao. Mezclamos todo bien hasta que se integren todos los ingredientes.
  2. Vertemos la masa en un molde desmontable. Esparcimos por toda la base.
  3. Guardamos en la nevera durante una hora o en el congelador durante 15 minutos.
Mientras, preparamos el relleno.
  1. Partimos la tableta de chocolate blanco y echamos los trozos en un cazo.
  2. Añadimos la nata, en este caso Nata para montar de Central Lechera Asturiana, la leche y el azúcar y los sobres de cuajada.
  3. Llevamos al fuego. En cuanto empiece a “humear”, y sin dejar de remover con las varillas, añadimos los sobres de cuajada.
  4. Sacamos el molde de la tarta de la nevera y vertemos la mezcla anterior en su interior.
  5. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y guardamos de nuevo el molde en la nevera hasta que se nos termine de cuajar la tarta. Más o menos dos o tres horas.
Pasado el tiempo preparamos la cobertura.
  1. Calentamos el agua en un cazo junto con el azúcar y medio sobre de gelatina neutro.
  2. Removemos con la ayuda de unas varillas hasta que empiece a hervir. Retiramos y dejamos templar
  3. Mientras, lavamos, secamos, cortamos por la mitad y deshuesamos las cerezas. Repartimos por encima de la tarta de queso y chocolate blanco.
  4. Vertemos con cuidado la gelatina y guardamos de nuevo en la nevera, cómo mínimo otra hora.
  5. Desmoldamos, servimos y degustamos.