La lenteja pardina de Tierra de Campos (Lens culinaris ssp. Culinaris), es una legumbre que se reconoce fácilmente gracias a su pequeño tamaño y su característico color pardo.

Lenteja Pardina

Es una legumbre cuya excelencia esta amparada bajo el sello “Indicación Geográfica Protegida Lenteja Pardina de Tierra de Campos” y la nueva marca “Tierra de Sabor“, gracias a su calidad y su reconocible origen geográfico.

Zona de cultivo de la lenteja pardina

La lenteja pardina se cultiva en una zona seleccionada de la comarca de Tierra de Campos que se extiende por una zona de llanuras alomadas entre las provincias de León, Palencia, Valladolid y Zamora.

Es esta zona particular y en especial su suelo libre de contaminación el idóneo para obtener la lenteja pardina.
Lenteja Pardina
Es una legumbre muy fina al paladar, su pequeño diámetro (entre 3,5 y 4,5 mm), con una cubierta o piel de color pardo y unos puntitos negros que protegen un corazón amarillo, como la marca de garantía alimentaría de Castilla y León que le ampara “Tierra de Sabor”.

Este tipo de lenteja es muy suave y con una textura más consistente, que no se deshace cuando la cocinamos. Una de las características más importante que la distingue de las demás variedades de lentejas es su exquisito y delicado sabor.

Probablemente la lenteja pardina sea unas de las más utilizadas para cocinarlas solas o con verduras, debido principalmente a su fácil elaboración además de, por ser muy finas en el paladar y, por contar con un hollejo casi inapreciable que “desaparece” durante la cocción.

¿Aún no has probado la Lenteja Pardina de Tierra de Campos?

También te puede gustar