fbpx
Salteado de espárragos trigueros y ajetes tiernos

Salteado de espárragos trigueros y ajetes tiernos

Última actualización:

Este salteado de espárragos trigueros y ajetes tiernos con jamón y queso es una receta muy simple y sin apenas complicaciones, a la vez que sabrosa y apetecible.

Salteado de espárragos trigueros y ajetes tiernos

Ni que decir tiene que este salteado no necesita de preparación previa, teniendo un buen manojo de espárragos trigueros y unos cuantos ajetes tiernos limpios y listos para cocinar, lo demás es, sinceramente, complementario…

Aunque el jamón y el queso, también tienen su “puntito” en este salteado.

Imprimir receta
Salteado de espárragos trigueros y ajetes tiernos
Salteado de espárragos trigueros y ajetes tiernos
Votos: 1
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Plato Huevos
Tiempo de preparación 20 minutos
Raciones
4 personas
Ingredientes
Plato Huevos
Tiempo de preparación 20 minutos
Raciones
4 personas
Ingredientes
Salteado de espárragos trigueros y ajetes tiernos
Votos: 1
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Cortamos la parte más fibrosa del tallo de los espárragos trigueros. Lavamos y reservamos.
  2. Limpiamos y lavamos los ajetes tiernos, secamos y ponemos en una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen.
  3. Añadimos los espárragos trigueros y salteamos un par de minutos.
  4. Incorporamos el jamón, cortado en dados pequeños y removemos un minuto más.
  5. Por último, añadimos los piñones, u otro tipo de fruto seco, junto con el queso cortado en dados.
  6. Salteamos un par de minutos más hasta que se derrita el queso.
  7. Echamos el salteado de espárragos trigueros y ajetes tiernos en un plato de presentación.
Notas de la receta

No cabe ninguna duda que este tipo de recetas son la ideales para la cena o un entrante sano y ligero, ya sabes, si no tienes que hacer de primer plato, este Salteado de espárragos trigueros y ajetes tiernos es una buena opción. Y si la elaboras, ya nos contarás

Nota:

Esta receta de salteado no tiene sal, ya que el jamón y el queso ya aportan el suficiente.

Si al finalizar te gusta más "sabroso", sólo tienes que añadir un poco. Como dicen las abuelas: "lo soso tiene arreglo, lo salado a la basura". Aunque esto último, muy pocas lo han hecho.

Siguiente plato
Panecillos Caseros