Ginself, una ginebra mediterránea que se elabora de manera artesanal a partir de alcohol de remolacha y agua de manantial de la Sierra de Espadán (Castellón), además de chufa, azahar, naranja, limón, angélica, mandarina y bayas de enebro.

Ginself es una ginebra que salió al mercado a principios del año pasado, al rebufo de la incipiente moda del Gintonic que se estaba asentando en España.

Como uno ya no tiene edad, ni tiempo, para ir de copeteo a no ser por cuestiones laborales, no conocía su existencia.

En una de esas escapadas, en la Posada Real Sitio de Ventosilla,  tuve el placer de conocer y degustar la ginebra valenciana Ginself.

Ginself es el resultado entusiasta por parte de sus cuatro amigos que decidieron elaborar una ginebra a base de sus propios gustos. De ahí la “Ginebra propia“.
Ginebra valenciana Ginself
Una ginebra que se obtiene tras una triple destilación artesanal, de alcohol de remolacha y agua de manantial que ha estado previamente macerando durante 24 horas con mandarina, azahar, chufa, naranja dulce, naranja amarga, corteza de limón, angélica semilla, angélica raíz y bayas de enebro.

A lo largo de 4 días, que tarda en realizarse la triple destilación, se obtiene una ginebra nítida y transparente, suave, con aroma a enebro y cítricos, y un sabor muy especial en el que sobresalen matices de sabor a enebro, chufa y mandarina.

Ginself, la ginebra valenciana elegante, diferente y suave

Lo que más me sorprendió cuando abrí la botella de Ginself fue precisamente eso, sus aromas “dulzones” a cítricos que daban ganas de agarrar la botella y pegarle un buen lingotazo, pero me contuve y pedí que me preparasen un gintonic.

La combinación Ginself y tónica Schweppes fue magnífica, tanto que mis acompañantes y yo acabamos con la botella.

Ginself, la ginebra valenciana elegante, diferente y suave

NOTAS DE CATA GINEBRA GINSELF

En nariz, destacan inicialmente las notas cítricas, en especial la fragancia de la mandarina y el inconfundible olor del azahar en flor, finalizando con un suave olor a chufa. Estos aromas se integran a la perfección con el resto de los componentes y le imprimen a la Ginebra una deliciosa complejidad aromática que invita a su degustación.

En boca, predominan las notas de cítricos. Posee un sabor elegante, diferente y suave al paladar que sorprende con un fino matiz de chufa que la rinde única en el mundo.

Postgusto largo y agradable que desvela una ginebra sabrosa, original, fresca y muy mediterránea.

También te puede gustar