fresas-1
Seguro que, en más de una ocasión, cuando has comprado una fruta con un aspecto inmejorable has pensado en el placer que ibas a tener cuando le dieses el primer mordisco. Lo malo que una vez que se lo das, esa fruta no sabe a nada. Y esto sucede más veces de las que quisiéramos, concretamente cuatro de cada cinco, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Según un estudio realizado por la OCU, sólo el 5% de las frutas y hortalizas vendidas en Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia, pese a su excelente aspecto, sabe bien. Leer más
Huevos
Seguro que ya lo sabes, pero por si acaso, hoy día 8 más de 150 países están celebrando el Día Mundial del Huevo. Y no es porque sea día 8, que podía ser, más bien es por ser el segundo viernes del mes de octubre. Una fecha que la Comisión Internacional del Huevo, con sede en Londres, estableció como mejor día para resaltar los beneficios que aporta el huevo a la salud de las personas. Leer más
Niños comiendo en la escuela
Se ha publicado los resultados de la primera fase del Programa PERSEO. Un plan diseñado por el Ministerio de Sanidad y Política Social para mejorar la salud de los escolares y que forma parte de la Estrategia NAOS. Los niños españoles comen demasiadas grasas y pocas verduras, legumbres, frutas y pescado, según el programa de Sanidad contra la obesidad infantil Leer más
Alimentos que nos hacen felices
Los neurobiólogos han analizado los vínculos entre lo que comemos y la psicología humana, y han hallado que una combinación de hormonas determina el grado de bienestar de un individuo. Los cuatro “alimentos felices” naturales más efectivos son el chocolate, los plátanos, la piña y el chile o el pimiento que generan sensaciones de felicidad, bienestar y sueño reparador; y, sobre todo, que actúan como analgésicos naturales. Leer más
Niño mascando chicle
Nos ayuda a quemar calorías. Así como lo oyes, estudios científicos han demostrado que mascando chicle podemos quemar hasta 11 calorías por hora, tal vez no sea mucho, pero si lo multiplicamos por las veces que lo hacemos al mes obtendríamos una cifra poco desdeñable. Reduce el estrés. Al mascar chicle se reducen los niveles de la hormona causante de estrés, llamada cortisol, a la vez que se incrementa el flujo sanguíneo. Previene la ansiedad y los antojos. El antojo por el dulce es muy común, mascando chicle evitamos “pecar” entre comidas y nos ahorramos de paso algunas calorías. Leer más