Pago de Carraovejas Crianza 2006 es un vino singular, como todos sus “hermanos”. Un vino con personalidad propia, que atesora a fuerza de acumular sensaciones procedentes de sus aromas altamente expresivos.

Pago de Carraovejas Crianza 2006
El Pago de Carraovejas Crianza 2006 es un vino elaborado por la bodega Pago de Carraovejas, propiedad del cocinero segoviano José María Ruíz (restaurante José María), con un gran prestigio a nivel nacional e internacional.

Sus vinos han sido, y son, muy reconocidos, admirados y solicitados por infinidad de compradores de todo el mundo. Unos vinos que tienen el mito de ser muy “exclusivos y limitados” y que, sin en cambio, podemos degustarlos en la propia bodega o bien cuando realicemos una visita a la capital segoviana. Por cierto, el restaurante José María es uno de los mejores sitios en Segovia para tomar un buen vino de la casaPago de Carraovejas“, acompañado de una generosa tapa, por tan solo 2’10€.

Pago de Carraovejas Crianza 2006

Pero volvamos al Pago de Carraovejas Crianza 2006. Este vino es de un color rojo picota intenso, de carnoso, potente y exuberante en el que se manifiestan sabores a frutas del bosque maduras. En nariz predominan la madera de la crianza que le otorgan las barricas de roble francés.

Unas características propias que le otorgan cada una de sus variedades de uva, Tinta Fino (85%) y Cabernet Sauvignon (15%), a las que se unen los matices esenciales que le aporta el terruño de las laderas de Carraovejas, en Peñafiel, Valladolid.
Sin duda el Pago de Carraovejas Crianza 2006 es todo un clásico de la Ribera del Duero, de esos vinos “especiales”, con cuerpo y fuerza, que nunca decepcionan pero que como su fama les precede, siempre les pedimos más…

También te puede gustar

Fuentes del Silencio

Con viñedos viejos de más de 100 años, algunos pre filoxéricos, de las variedades autóctonas...