Una receta de Mermelada de tomate casera, fácil de hacer y deliciosa a la hora de acompañar platos dulces o salados.

Aprovechando la gran cantidad de tomates que tenía en la nevera, he preparado esta Mermelada de tomate a la esencia de vainilla. Una propuesta golosa para acompañar tanto platos dulces o salados.Si bien en esta ocasión he querido “trabajar algo más de la cuenta”, ya que he pelado y despepitado los tomates, se puede hacer perfectamente una mermelada de tomate saltándose este paso.

Si pruebas a realizar esta receta, verás como siempre tendrás un tarro de mermelada de tomate en tu nevera.
Mermelada de tomate casera

mermelada de tomate a la esencia de vainilla-2
Mermelada de tomate casera
Votos: 1
Valoración: 4
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Imprimir receta
Una receta de Mermelada de tomate casera, fácil de hacer y deliciosa a la hora de acompañar platos dulces o salados.
Raciones Tiempo de preparación
1 tarro grande 20 minutos
Tiempo de cocción
40 minutos
Raciones Tiempo de preparación
1 tarro grande 20 minutos
Tiempo de cocción
40 minutos
mermelada de tomate a la esencia de vainilla-2
Mermelada de tomate casera
Votos: 1
Valoración: 4
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Imprimir receta
Una receta de Mermelada de tomate casera, fácil de hacer y deliciosa a la hora de acompañar platos dulces o salados.
Raciones Tiempo de preparación
1 tarro grande 20 minutos
Tiempo de cocción
40 minutos
Raciones Tiempo de preparación
1 tarro grande 20 minutos
Tiempo de cocción
40 minutos
Ingredientes
Instrucciones
  1. Ponemos a cocer una cazuela con abundante agua, para escaldar los tomates.
  2. En lo que empieza a hervir, lavamos y escurrimos los tomates.
  3. Con un cuchillo muy afilado les practicamos una cruz en la parte superior, para que el pelado de los tomates sea más fácil.
  4. Cuando empiece a hervir echamos los tomates en su interior, contamos lentamente hasta treinta, sacamos y dejamos templar. Verás como la piel del tomate se ha soltado por dónde has realizado el corte.
  5. Pelamos bien los tomates, con un cuchillo quitamos la parte inferior, cortamos al medio y quitamos las semillas.
  6. Una vez tengamos todos los tomates limpios de piel y pepitas, cortamos en trozos pequeños que echaremos en una cazuela junto con el azúcar, el zumo del medio limón y la vaina de vainilla abierta al medio.
  7. Colocamos a fuego fuerte y, cuando empiece a humear, removemos y bajamos a fuego medio-bajo. Dejamos cocer durante cuarenta minutos, removiendo de vez en cuando.
  8. En este punto verás que tienes en la cazuela una mermelada de tomate algo "líquida", algo normal si tenemos en cuenta que el jugo del tomate se habrá convertido en un caramelo gracias al azúcar. Por ello debes tener en cuenta que cuando este caramelo enfríe espesará más.
  9. Quitamos la vaina de vainilla  y vertemos la mermelada de tomate en un cuenco, para tomar en unos días o semanas (guardada en la nevera) o bien nada más retirar la mermelada del fuego echar en tarros de cristal, especial para conservas, les damos la vuelta y cocemos al baño maría durante cuarenta minutos.
  10. Sacamos los tarros de la cazuela con muchísimo cuidado de no quemarnos, y guardamos en nuestra despensa para disfrutar de esta Mermelada de tomate a la esencia de vainilla a lo largo del otoño o el invierno.
Notas de la receta

En esta ocasión he pasado la mermelada de tomate, estando recién hecha y sin la vaina de vainilla, por la turmix. Como verás en las fotografías no se aprecia ningún trozo de tomate. Aunque este paso es opcional al igual que la vainilla, que se puede sustituir por un palo de canela, una ramita de hierbabuena, cardamomo, clavo de olor, piel de limón o de naranja, etc.



También te puede gustar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR