fbpx
mermelada de higos y hierba buena

Mermelada de higos y hierbabuena

Una mermelada de higos con un aroma y un “toque” diferente que podrás  degustar en infinidad de elaboraciones.

Esta mermelada de higos y hierbabuena es una receta que no te dejará indiferente. Con la llegada del otoño son muchas las cosas que cambian en nuestra casa. Desde la ropa que nos ponemos hasta la forma de cocinar, todos son cambios con la nueva estación.

Y la verdad, aunque al principio pueda ser algo estresante, luego tiene sus recompensas a base de productos que sólo se dan en esta temporada.

mermelada de higos y hierba buena

Es el caso de los higos que, como bien dice el dicho: “Por San Miguel los higos son miel”.

Imprimir receta
Mermelada de higos y hierbabuena
Mermelada de higos y hierbabuena
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Raciones
6 raciones
Ingredientes
Raciones
6 raciones
Ingredientes
Mermelada de higos y hierbabuena
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
Elaboración con Thermomix
  1. Lavamos y quitamos el "rabillo" de los higos.
  2. Introducimos en el vaso de la Thermomix junto con el azúcar y las hojas de hierba buena limpias.
  3. Seleccionamos temperatura Varoma, 17 minutos, velocidad 2.
  4. Incorporamos el zumo del limón, seleccionamos 2 minutos, velocidad 2, sin temperatura
  5. Una vez tengamos la Mermelada de higos y hierbabuena lista tenemos dos opciones.
  6. Si encuentras molestas las semillas de los higos,  puedes pasar la confitura por un colador en este momento, ya que después espesará y te será  más difícil esta operación, o bien, si te gusta el crujido que producen las semillas cuando masticas higos, vierte la confitura en un bol y, una vez frío, lo guardas en un sitio fresco.
Elaboración manual
  1. La Mermelada de higos y hierbabuena también se puede hacer de forma “manual”.
  2. Una vez tengamos los higos limpios los echamos en un cazo junto con el azúcar, el zumo y un vaso pequeño de agua.
  3.  Dejamos reposar toda la noche en la nevera y al día siguiente lo ponemos al fuego.
  4. Una vez empiece a cocer, bajamos al mínimo, media hora más o menos, removiendo de vez en cuando.
  5.  Retiramos del fuego y esperamos a que se enfríe.
Notas de la receta

Después dispondrás de una mermelada de higos con un aroma y un “toque” diferente que podrás  degustar en infinidad de elaboraciones.

Siguiente plato
Panecillos Caseros