fbpx
Potaje de Vigilia con bacalao

Receta de Potaje de Vigilia con bacalao

Última actualización:

Según la Wikipedia el potaje de vigilia es una receta que tradicionalmente se ha servido los viernes de cuaresma en España.

Potaje de Vigilia con bacalao


Debido a la prohibición religiosa de comer carne en este período, este plato contiene como aporte proteínico bacalao en salazón, generalmente cocinadas en pote u olla de barro.

En la cocina tradicional española encontramos la receta con el nombre largo de: “Potaje de Bacalao con Garbanzos y Espinacas”, aludiendo a los ingredientes protagonistas.

Este Potaje de Vigilia es considerado uno de los platos más arraigados en la gastronomía de Semana Santa.

Imprimir receta
Receta de Potaje de Vigilia con bacalao
Receta de Potaje de Vigilia con bacalao
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Raciones
Ingredientes
Raciones
Ingredientes
Receta de Potaje de Vigilia con bacalao
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. El bacalao lo tendremos que poner a desalar 24 horas antes, cambiando el agua 3 veces, más o menos cada 8 horas.
  2. [ad#cuadrado]
  3. La noche anterior a la elaboración del potaje de vigilia, pondremos a remojo los garbanzos en agua caliente con sal y una pizca de bicarbonato.
  4. A la hora de preparar el potaje, colocamos en la olla a presión abundante agua, los garbanzos (escurridos), una cebolla y los dientes de ajo, así como la hoja de laurel y un punto de sal.
  5. Cuando empiece a hervir, desespumamos con una espumadera y cerramos la olla.
  6. Bajamos al mínimo el fuego y dejamos al fuego 30 minutos.
  7. Mientras lavamos y quitamos los tallos a las espinacas.
  8. Las introducimos durante dos minutos en una cazuela con agua y sal hirviendo.
  9. Sacamos las espinacas a un escurridor, las lavamos con agua fría, para que no pierdan el verdor y reservamos.
  10. Después en una sartén doramos la cebolla picada finamente, agregamos el bacalao desalado y troceado, removemos.
  11. Este sofrito se lo añadimos a la olla una vez estén cocidos los garbanzos, damos una vueltas con una cuchara y a continuación incorporamos las espinacas.
  12. Dejamos el potaje de vigilia a fuego muy lento unos minutos para que se mezclen los sabores, probamos el punto de sal.
  13. Retiramos del fuego, mientras removemos con una cuchara, echamos el huevo batido.
  14. Servimos...
Notas de la receta

Hay mucha gente que le gusta echar al potaje un puñado de arroz para darle más consistencia al caldo del potaje de vigilia


Siguiente plato
palometa en salsa verde
Palometa en salsa verde