fbpx
Potaje de garbanzos de cuaresma

Potaje de garbanzos y espinacas

Se fue Don Carnal y llegó Doña Cuaresma y con ella el tiempo de los platos de cuchara como este Potaje de garbanzos y espinacas.

Potaje de garbanzos de cuaresma

Doña Cuaresma” vino el pasado Miércoles de Ceniza y se quedará en nuestras casas hasta que pase la Semana Santa.

Lo bueno que se ha traído consigo los platos y dulces característicos de esta fiesta cristiana. Guisos, potajes, pescado, Hojuelas, Florones, Torrijas, Rosquillas, etc, esta receta de potaje de garbanzos es la más típica de los viernes de cuaresma.

Imprimir receta
Potaje de garbanzos y espinacas
Se fue Don Carnal y llegó Doña Cuaresma y con ella el tiempo de los platos de cuchara como este Potaje de garbanzos y espinacas.
Potaje de garbanzos y espinacas
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Raciones
4 raciones
Ingredientes
Raciones
4 raciones
Ingredientes
Potaje de garbanzos y espinacas
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. La noche anterior a la elaboración del potaje de garbanzos ponemos los garbanzos a remojo, en un bol grande, con agua caliente (no hirviendo), sal y una pizca de bicarbonato.
  2. A la hora de preparar el potaje de garbanzos de cuaresma, cocemos en una olla a presión abundante agua. Cuando empiece a "humear", echamos los garbanzos (escurridos), una cebolla y los dientes de ajo, enteros y limpios, junto con una hoja de laurel y un poquito de sal.
  3. Una vez empiece a hervir, desespumamos, cerramos la olla y cuando llegue al máximo de presión, bajamos al mínimo el fuego y dejamos cocer 30 minutos. Si ves qué, cuando abras la olla, están todavía los garbanzos algo duros, cierras y dejas cocer otros cinco minutos. ¡Cada olla es un mundo!
  4. Abrimos la olla, sacamos la cebolla y dejamos en el fuego el potaje de garbanzos.
  5. Mientras lavamos y quitamos los tallos a las espinacas, y se lo añadimos a los garbanzos, removemos y dejamos a fuego mínimo.
  6. En una sartén, con unas gotas de aceite de oliva, doramos la cebolla picada finamente, cuando esté bien pochada, añadimos la cucharadita de pimentón removemos y se lo añadimos a los garbanzos.
  7. Removemos con cuidado de no romper los garbanzos y dejamos a fuego muy lento unos minutos para que se mezclen los sabores, rectificamos el punto de sal.
  8. Retiramos del fuego el potaje de garbanzos y echamos el huevo batido, poco a poco, mientras removemos con una cuchara.
  9. Servimos bien caliente y degustamos este potaje de garbanzos, una receta tradicional típica de cuaresma y Semana Santa.
Notas de la receta

Como todos los guisos, el potaje de garbanzos está mucho mejor cuando han pasado unas horas de su elaboración.


Siguiente plato
Panecillos Caseros